Akassato, 10 de agosto de 2017.

A punto de terminar esta increíble aventura, seguimos sintiendo la misma ilusión y fuerza que el primer día. Entre nosotros y con la Comunidad, la convivencia es fantástica.

Nuestro trabajo como pintores está dando su fruto. La entrada principal del colegio ya esta finalizada y ha quedado realmente bonita.

La nueva misión durante esta semana ha sido como pintores artísticos, en la que hemos diseñado diferentes dibujos relacionados con el deporte  para decorar los muros de las zonas de juego.

¡Lo hemos pasado bomba! Nos sentimos satisfechos con el trabajo que entre los cuatro hemos logrado. Las caras de los niños al ver su nuevo patio lo dicen todo  y eso es lo más importante.

Los talleres con los niños es el punto fuerte de esta experiencia ya que es donde conocemos la forma de vida de nuestros pequeños e intentamos que cada día se vayan a casa con una sonrisa. Seguimos pensando que recibimos mucho más de lo que nosotros podemos dar.

El pasado fin de semana conocimos una nueva parte del país: Bohicon. Allí compartimos tiempo con los Hermanos y visitamos El Musée Historique d’Abomey. Disfrutamos de unas cervecitas, charlas y risas.

El pasado martes fue un día un poco agridulce ya que el Hermano Pacorrin, al que le hemos cogido mucho cariño, se marchaba a España definitivamente tras 49 años en África. Disfrutamos de una riquísima cena en la que fusionamos comida africana y española.

A falta de una semana, todavía no tenemos muy claro si volveremos, ya que cada día estamos más mimetizados con la cultura africana.

Un fuerte abrazo.

Magdalena, Raquel, Elena y Rubén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.